lunes, 23 de agosto de 2010

“HAY PERUANOS MALAGRADECIDOS CON FUJIMORI" AFIRMA RICARDO LAGO, ECONOMISTA ESPAÑOL

Desaparecidos todos los link sobre este tema, la declaración del refutado economista español Ricardo Lago, impase que me animó a transcribir lo publicado en un diario limeño.



“Hay peruanos malagradecidos con Fujimori” Respecto a la - Diario ... - 3 visitas - 7 Jun
2 May 2010 ... “Hay peruanos malagradecidos con Fujimori”. Habla Ricardo Lago, economista-oráculo de la escena peruana. Ricardo Lago parece ser el hombre ...www.larazon.com.pe/online/indice.asp?tfi=LRPolitica10&td=02...




Ricardo Lago parece ser el hombre del momento en el salpicado escenario político-mediático: invitado como columnista en un diario local, editorializado por colaboradores, e incluso mencionado como referente para vaticinar el crecimiento económico del Perú este año por el propio Presidente de la República.

Ricardo Lago, refutado economista español, es probablemente el especialista que más conoce de este hemisferio –y, sobre todo, del Perú- en el mundo.

Respecto a la defensa que hace, no al régimen, sino a Fujimori –como se preocupa siempre en aclarar-, algunos podrían decir que, de todas maneras, queda la sensación de rubricar esa tendencia demostrada por muchos segmentos de la ciudadanía y el electorado peruano, de admitir ciertos niveles de corrupción política a cambio de mejoras económicas , paz social e incluso reconciliación con los países vecinos…

Bueno, yo no hago una defensa del régimen político de Fujimori. Creo que es una persona de talante no democrático, (no aceptaba la democracia tradicional inoperante y corrupta del borrón y cuenta nueva de la década de los `80- Gobiernos de Fernando Belaunde y Alan García) incluso, alguien más bien de talante autocrático. Lo que estoy haciendo es una reivindicación de dos de sus logros durante su mandato, la derrota del terrorismo y de la hiperinflación.

Digo esto, considerando que, a pesar de que las diferencias políticas, los pilares básicos del modelo Fujimori se respetan durante la década posterior a él.

Allí está el gobierno Paniagua, el del Presidente Toledo y el del presidente García, a pesar de no percibirse un ritmo de reforma económico tan dinámico como el que hubo en los `90.

En referencia a la economía de aquella época, el período más dinámico fue desde agosto del `90, con los ministros Hurtado Miller, primero, Carlos Boloña y Jorge Camet, luego. Creo que la limpieza fuerte se hizo en la primera gestión del ministro Carlos Boloña: las AFP, se puso en marcha la privatización, se liquidó la banca de fomento – que era ALIBABÁ Y LA CUEVA-, se capitalizó los bancos, que estaban quebrados, se quitaron muchísimas distorsiones, y se revitalizó el Banco Central. En suma, se hicieron muchísimas cosas en muy poco tiempo.

Entonces, creo que lo importante es que los gobiernos sucesivos mantengan este esquema, incluso, cuando se planteó el tema de revisar la Constitución, el presidente Alan García, en este su segundo gobierno, se pronunció por mantener la Constitución del año 1993, con su capítulo económico, relativo a la economía social de mercado; dejando muy claramente que hay igualdad entre la inversión nacionalista y la inversión extranjera y que prevalece el interés del consumidor.

Asimismo, se ha referido al presunto desconocimiento que muestran algunos analistas, políticos, economistas respecto a la denuncia de que el régimen fujimorista se habría robado 6 mil millones de dólares de las arcas públicas.

Lo ha calificado de “simplones”, que no han hecho una evaluación técnica y que en contraposición habría que reconocer los 215 mil millones recaudados en una década por concepto de PBI y que permitieron una serie de reformas estructurales en el país…

Sobre esto último, ¿qué respondería a quienes afirman que eso es admitir que el electorado y la ciudadanía peruana, en gran parte, opinan que mientras haga obra y sea eficiente, no importa que eche mano de las arcas fiscales?

Esto no es un tema, como lo presentó en un artículo de PERU.21 Carlos Basombrío, de un mundo en el que hay nada en medio, de un mundo de honrados y corruptos. No es así. Hay una línea continua entre la absoluta y concreta honradez y la absoluta y concreta corrupción.
Es una desgracia que es parte de la naturaleza humana, una inclinación al bien y una inclinación al mal; y en todos los gobiernos hay eso. Incluso hemos visto casos sonados en países desarrollados muy recientemente. El gobernador de Illinois, estuvo poco menos que subastando la silla en la actividad del presidente electo Obama, el canciller Hermut Kohl de Alemania que era un hombre por encima de todo, recibió contribuciones para su partido de traficantes de armas…

Pero, en el Reino Unido, también hay casos sonados de corrupción, los 10 años que viví en Londres del 93 al 2003, habían parlamentarios que en la sesión de preguntas y respuestas al primer ministro, te vendían una pregunta, es decir, te daba por mil libras.

Entonces vamos a la cuenta del procurador, quien afirma que en la privatización se obtuvieron 7 mil millones de dólares; se invirtieron mil millones en obra pública, y hacen la operación.

Eso se llama “la cuenta de la vieja”, que es de un simplismo complejo.
Lo que hay que ver es todo los ingresos del Estado durante una década, soles constantes, o sea, quitándoles el efecto de la inflación, luego, determinando la variación patrimonial del Estado, y la diferencia entre el activo y los pasivos.

Recién ahí ver sí falta dinero, pues los ingreso por privatización iban al presupuesto.

Si hay corrupción no se ve allí; se ve en la comisiones que se cobran por fuera, etc.

Para proyectos, como, por ejemplo, la interoceánica sur (Gobierno de Toledo) por asignación directa. Si no hay competencia, si no hay licitación, a mí me queda la duda si los procedimientos son correctos. Es decir, nadie se roba dinero del presupuesto.

Yo creo que el procurador está mirando donde no tiene que mirar y no mira donde tendría que haber mirado, entonces, es una perogrullada completa, como el ejercicio que hace Basombrío.

En ese contexto, Ud. también considera injusta la condena impuesta al ex presidente Fujimori…

Dejo claro que yo creo en la democracia y no en golpes de Estado ni en la suspensión de la Constitución. Salvo en una situación extremadamente límite de anarquía (Sendero ponía en zozobra a Lima… coche bombas por doquier) que no creo que el Perú lo viviera en el año 92. Por eso creo que el juicio que hubiera procedido contra Fujimori seria en cuanto a golpista (por el 5 de febrero), como procedía contra los autores de los golpes anteriores que ha habido en el Perú (El general Francisco Morales Bermúdez, golpista considerado paladín de la libertad); ahí hay un tema de equidad a considerar.

Entonces, todo el resto de los cargos que se le hicieron, no me parecen procedentes.

Por lo que tenía que habérsele juzgado, no se le juzgó, y se le juzgó por otra cosa.

El tercer elemento es que en el juicio no se tuvieron en cuenta las contribuciones históricas al país que hizo Fujimori.

Fundamentalmente, el golpe mortal que asestó al terrorismo de Sendero Luminoso y el MRTA.

Y de un país en toque de queda, pasamos a u país que se convirtió en una de las ciudades más segura de América Latina, que es Lima de hoy. Eso, paradójicamente, en contraposición a lo que dicen algunos defensores de los derechos humanos, que lo acusan de haberlos violado, yo creo que la pacificación conseguida por Fujimori, es darle derechos humanos a la gente. Ello, pues la idea de que el Gobierno tiene que hacer respetar tus derechos humanos frente a la violación de estos por terceras personas.

Y el segundo aspecto destacable de su gestión, fue la viabilidad económica social del país. O sea, por la tasa de decadencia y de declive en que iba el Perú, no se veía ningún horizonte promisorio.

Parecía que esto iba acabar como una especie de Camboya, con el Khmer rouge, aquí con el maoísta Sendero Luminoso. Ambos logros deben ser reconocidos.

Todas esas fueron y son aportaciones al país, suficientes para darles ahora la libertad…

Y ahí voy al siguiente punto, que así como del 2000 al 2006 hubo “caza de brujas”, también hubo juicios que estaban justificados, pero otros no, por ejemplo, la persecución injustificada a Alfredo Jalilie, que fue Ministro de Hacienda…



2 comentarios:

Unknown dijo...

NO ESTOY DE ACUERDO, si a un desdichado -sin empleo, profesión, educación, ni fortuna- asalta, lo llevan a Lurigancho. Pero un ex presidente -con fortuna, educación, profesión, empleo, sueldo- roba al estado, con la facilidad que le da el cargo, le entregan su propia cárcel dorada y privada.

Xavier Santos dijo...

LIBERTAD PARA EL MEJOR PRESIDENTE DEL PERU DEL ULTIMO SIGLO.por eso el pueblo peruano lo quiere. y esos mal agradecidos dejense de estar contando cuento a Fujimori no le han encontrado dinero mal habido se habla y se prueba aqui no valen los supuestos